Canal RSS

Archivo de la etiqueta: 1985

Lunar Ball – ルナーボール – 1985

Publicado en

En mi casa, cuando era pequeño, siempre se jugaban videojuegos. Era casi una actividad familiar, mi madre podía vernos jugar durante horas a un juego, preguntarnos sobre la trama, sobre como pasar un obstaculo, incluso dando recomendaciones. Mi padre también hacía lo mismo, pero raramente alguno de ellos tocaba algún videojuego, raramente agarraba el joystick. Hasta que llegó el Lunar Ball.

Verán, mi padre es un gran aficionado al pool y hasta ese momento (finales de los 80’s) jamás había visto un videojuego que emulara algún deporte de su agrado, salvo con este título que salió en 1985 de la mano de PONY INC. Nombre raro para una compañia verdad?
La estructura del juego es simple, tenemos más de 50 mesas con toda clase de obstaculos (al mejor estilo mini-golfito) donde nuestro objetivo es meter todas las bolas antes de que se nos terminen los tiros (shots). Mi padre solía jugar durante varias horas, incansablemente, siempre con bastante paciencia sin arrojar el joystick al carajo como suele sucedernos a veces. Al contrario de muchos jugadores, planeaba bastante sus jugadas y generalmente lograba su objetivo.

Los gráficos no son algo digno de destacarse, pero teniendo en cuenta la época están bastante bien. Lo único que me molesta es el hecho de que las bolas no están animadas y pareciera que resbalaran en una pista de hielo en vez de rodar como usualmente lo hacen. El sonido está bastante bien, salvo que la canción se hace un poco repetitiva. Controlamos la dirección de la pelota, moviendo una cruz con el D-pad y la fuerza apretando el botón A justo cuando la barra de POWER está al máximo. Haría falta como en otros juegos de pool/billar, una línea punteada para que podamos pensar mejor nuestros tiros, pero bueno, era 1985 y sin dudas este debe haber sido uno de los primeros juegos que más o menos emulaba el deporte.

Cuando llegó el Sega Genesis, mi padre nos compró la consola y luego de un tiempo se hizo con el Side Pocket, juego al cual le dedicaba muchas horas también, pero bueno esa es otra historia. Que tengan un buen feriado-familiaristico.

Anuncios

Ice Climber – アイスクライマー – 1985

Publicado en

Ice Climber. El motivo de muchas peleas de hermanos y hermanas. Batallas de sangre, golpes y enojos todo por culpa de este pequeño juego. “Me empujaste!” “Me robaste el ladrillo” “Esa foca era mía!”. Discusiones que no tienen fin, solo comparables al “Me robaste una vida!” del Contra o al “No me pegues” de Battletoads.


Nintendo lanzó esta maravilla en el año 1985 y en el, los dos ice climbers, Nana y Popo tienen que rescatar los vegetales que al malvado Condor se ha venido robando durante meses, al parecer producto del hambre. O al menos esa es la impresión que tengo. Ese mismo año Nintendo lanza la versión norteamericana de este juego produciendo un pequeño cambio, ya que sacan las focas y las reemplazan por algo que yo considero debe ser una suerte de oveja. El cambio se produjo principalmente por que los gringos pensaban que golpear focas con un martillo no era algo que los niños debian hacer en un videojuego. Pero, no lo sé, he golpeado focas toda mi infancia (virtualmente) y he salido completamente bien, salvo por la sed de sangre que me invade a veces, pero lejos de eso, crecí totalmente normal y sin complejos.

El juego contiene 32 niveles, o 32 montañas. Nosotros controlamos a Popo que está vestido de azul, y el player 2 controla a Nana que está vestida de azul. La idea es romper los “ladrillos” para seguir ascendiendo y golpeando las focas que reparan los agujeros que vamos haciendo. Esa es la premisa principal. Cuando pasamos 8 pisos, llegamos al Bonus Stage donde deberemos juntar todas las frutas posibles saltando de plataforma en plataforma hasta llegar al final de la montaña donde deberemos tratar de colgarnos del Condor.

Existen algunos ladrillos especiales, por ejemplo los de hielo nos hacen resbalar, y luego hay otros que solo nos permiten movernos en una sola dirección, de otra forma seremos arrastrados (una cosa parecida a una cinta para correr) sin contar las plataformas que se mueven, las estalactitas que caen de los techos, entre otros peligros. Cuando nos tardamos demasiado en algun piso aparece un oso polar vestido apropiadamente para la ocasión con unos anteojos de sol  y shorts y sube un piso, o sea que si estamos en el piso inferior de la pantalla, perderemos una vida. Los enemigos básicamente son las focas y los condores pequeños.Luego de terminar los 32 niveles volvemos a comenzar.

Este fue uno de los primeros juegos programados por el talentoso Kazuaki Morita, el mismo que hizo la programación para Super Mario Bros y otros brillantes juegos de Nintendo. También salió una versión de arcade llamada VS Ice Climber, la cual tiene gráficos mejores, otros enemigos, etc. El principal problema de este juego radica más que nada en los saltos, ya que muchas veces no son como el jugador espera. Sacando ese pequeño detalle, el juego es muy divertido de a 2 jugadores aunque no tenga final, por lo tanto es un recomendado de la casa, lo que sí, no golpeen a sus hermanos menores por empujarlos fuera de los pisos.

Road Fighter – ロードファイター – 1985 Konami

Publicado en

Nunca entraste a una habitación durante los años 80’s o 90’s y solo se escuchaba el motor de un auto en continúo trabajo y los efectos de sonido que simulaban el paso de otros autos a gran velocidad? Entonces probablemente no tenías Road Fighter en tu casa.
Este juego de carreras fue lanzado por Konami en 1984 para los arcades y tuvimos nuestra versión hogareña en 1985. Lamentablemente, Konami fue un poco vago y no incluyó muchas de las cosas que el arcade original tenía y lo convirtieron simplemente en un juego de supervivencia en la ruta. La versión de Family tenía simplemente 5 niveles y unos cuantos tipos de coches que podíamos encontrar en la ruta.

La premisa del juego es simple, simplemente tenemos que recorrer el camino sin quedarnos sin combustible, el cual funciona como medidor de tiempo. En la ruta encontraremos autos estáticos (que no se mueven) y autos que se mueven. Es crucial para pasar los niveles agarrar los coches blancos, los cuales nos recargan el combustible (por ende nos dá más tiempo). También tendremos que esquivar manchas de aceite (los cuales desestabilizan a nuestro auto), camiones y algunos agujeros de alcantarilla. Más allá de eso, nuestro principal enemigo son las altas velocidades a las cuales nos vamos a enfrentar, con lo cual los reflejos a la hora de esquivar son bastante importantes.

Una estrategia crucial es como estabilizar el auto a modo de no golpearlo y hacerlo estallar contra el borde, para eso, tenemos que tener en cuenta que el auto tiene 2 cambios, el cambio bajo que corre de 0 a 180 y el cambio alto que va desde allí hasta 400 km/h. Cuando el auto derrape hacia la derecha tenemos que mover el auto hacia la derecha, ¡no en la dirección contraria!, eso simplemente nos hará chocar. Sin esta estrategia, no vamos a llegar muy lejos en el juego. También dependiendo el angulo y el espacio que tengamos para derrapar, será preciso cambiar del cambio alto al cambio bajo para desacelerar rápidamente, algunas personas prefieren soltar el acelerador, pero como esto es una carrera contra el tiempo, a veces es necesario probar alguna de las estrategias y ver cual es la que mejor se acomoda a la situación.

Esto fue básicamente el Road Fighter, no hay mucho que agregar ya que es un juego simple que no requiere mucha destreza para dominarlo, ni tiene jefes, ni muchos niveles, ni siquiera grandes items, pero era uno de los tantos juegos con los que haciamos competencias entre los amigos. Espero hayan disfrutado del recuerdo!.

Bomberman – ボンバーマン – 1985

Publicado en

Cuenta la leyenda que Bomberman es una especie de robot lanza bombas contratado para trabajar bajo tierra. Luego de años de aburrida existencia escuchó el rumor de que si lograba encontrar la superficie podría convertirse en humano. Así que en la primer oportunidad que tiene decide escaparse, pero sus planos fueron descubiertos y hordas y hordas de enemigos son enviados para evitarlo.

Con esta premisa comienza uno de los juegos más emblemáticos, clásicos y divertidos que salieron para Famicom / Family Game durante la primer parte de la década de los 80’s. En lo personal, cuando obtuve mi primer family game el bomberman venía incluído en el multi-cart. Recuerdo que el juego me voló la cabeza mal. Mis hermanos y yo pasabamos horas y horas tratando de seguir avanzando los niveles y anotábamos esos larguisímos passwords en hojas de papel con el único objetivo de ver el final del game, hecho que ocurrió casi 3 meses después, cuando gloriosamente pudimos ver y con poco entendimiento del idioma la escena final cuando Bomberman finalmente puede escapar de la fortaleza del Bungeling Empire.

Pocas escenas finales han sido tan shockeantes como la del Bomberman, ya que en esa escena final descubrimos un detalle increíble: Bomberman se transformaba en Lode Runner: otro gran juego de Hudson que probablemente hará su aparición en este blog tarde o temprano. Más allá del épico final, Bomberman simplifica lo que yo considero un buen game: tiene acción, controles sencillos de aprender, muchos niveles, variedad de enemigos y una recompensa. Tienen que entender que en esa época, cuando este juego fue lanzado, habían muchos ports de Arcades, juegos con trama simple cuyo único objetivo era obtener puntos. Al igual que Super Mario Bros, Bomberman era un juego “completo”, con todas las herramientas para mantenerte expectante con el pad en la mano, y si bien, años después pudimos disfrutar de una segunda entrega además de ports y otros títulos, nada se compara a la emoción de ser un niño jugando al bomberman en la oscuridad del living comiendo aritos de cebolla pehuamar y tomando una coca.


El juego corre dentro del genero “maze”, o como diríamos nosotros “de laberinto”. En el cual utilizando bombas debemos destruir ladrillos y aniquilar enemigos. Nuestro objetivo de destruir ladrillos es descubrir power ups que aumentarán el poder de nuestras bombas, obtener bombas extras, tener un detonador, correr más rápido, atravesar paredes, etc y además encontrar la famosa puerta para avanzar de nivel. Dichos laberintos son recorridos por varios tipos de criaturas que a esta altura del partido todos debemos reconocer. En total son 7, todas animadas muy graciosamente así como letales. En esta repartija de enemigos encontramos: Los globitos, que son los primeros enemigos del juego, un poco tontos y lentos, las gotitas (por su forma de gota) que son bastante rápidas pero también algo torpes,  los tambores que son bastante rápidos pero pecan de quedarse trabados, las “galletas skippy” (si, ese era el apodo de esas épocas) que eran muy rápidas y malignas, las “babas” que podían atravesar paredes, los “pulpos” que podían atravesar paredes y eran muy rápidos y por último los “cara ‘e tigre” que eran los más díficiles de matar de todos. También hay una criatura extra, apodada por muchos como “las monedas” que aparecen cuando se nos termina el tiempo y son muy rápidas y pueden atravesar paredes. Aniquilar una de estas nos dá un montón de puntos, pero es bastante díficil matarlas.

El sonido en el juego salvo por la música de intro, música de game-over y las pocas tonadas cuando jugamos son simple y básicas, pero no por eso menos épicas. Creo que todo el mundo puede tararear la canción del bomberman. De cualquier forma es lo justo y necesario para un juego de este tipo. Lo mismo puedo decir al respecto de los gráficos: simples, mínimos pero no así incorrectos u horribles. El gameplay es delicioso (la primera vez que utilizo este adjetivo para describir el gameplay de un juego) todo funciona como debería funcionar aunque a muchos nos hubiese gustado que bomberman caminara un poco más rápido, por lo que el item de velocidad es un item precioso que se nos vá rápido. Hablando de ventajas que nos hubiese gustado tener, con mis hermanos descubrimos un truco que puede ser medio tonto, pero en su momento imaginen la situación: no había internet, no habían todavía revistas especializadas y cada truco que uno podía hacer por uno mismo era como un legado irreprochable además de que te daba cierto status en la escuela primaria. Lo mejor fue que lo descubrimos por error, o mejor dicho, por casualidad. Con mi hermano muchas veces para descubrir trucos del gameplay nos poniamos a ver los “demos” que los programadores dejaban en los juegos, esto quiere decir, dejar que pase la presentación para ver una muestra del game. En el Bomberman si dejan pasar la canción del bomberman hasta el final, cuando empieza a jugar la máquina hay que esperar hasta que tome el power-up para tener más onda expansiva (más alcance de las bombas) si luego de que Bomberman lo toma apretan start para arrancar el juego van a arrancar con dicho powerup desde el inicio. Y ya que hablamos de trucos locos, prueben el siguiente password y después me cuentan: BACDIHCLOAFHABDNMOLG .

En definitiva Bomberman es un clásico de clásicos, todos lo hemos jugado, todos la hemos pasado bien con este game y con todas sus secuelas (que siguen hasta el día de hoy). Gracias Hudson por la magia.

Battle City – ソフト「バトルシティ」 – 1985 Namco

Publicado en

Battle City, gran clásico entre clásicos, de ese tipo de juegos que le ponian onda a tus tardes, junto al pesado de tu hermanito menor, viendo quien sobrepasaba el high-score, o bien, quien moria primero. Namco se puso a trabajar en la conversión de este Arcade y finalmente lo lanzó para la famicom en 1985. Básicamente es simple: vos manejás un tanque que tiene que destruir otros tanques defendiendo al mismo tiempo nuestra base representada con un halcón, aguila, etc.
De acuerdo a la historia del manual somos los últimos sobrevivientes de un equipo de elite, y queda en nuestras manos defender nuestra base de la horda de enemigos que quieren destruirla, para ello contamos con un tanque de alta tecnología con el cual podremos abrirnos paso a través de paredes de modo de situarnos estrategicamente para poder terminar con la amenaza sin arriesgarnos a morir en el intento. Además, posee una caracteristica que lo pone al mismo nivel que Balloon Fight y Contra, tiene un modo de 2 jugadores en la misma pantalla, el cual nos ofrece la posibilidad de defender la base con un amigo, hermano, novia, novio, etc.

Battle City es la versión famiconizada de un arcade de los 80’s llamado TANK BATALLION, el cual, puedo dar fé que es bastante primitivo comparado con la exquisita versión de Nintendo. De hecho ese no fue el primer juego de tanques, ATARI en el año 1976 creo un juego de guerra de tanques llamado simplemente TANK,  el cual ponía dos tanques en pantalla y cuyo objetivo era destruir al tanque manejado por el jugador Nº 2. En fin, Tank Batallion es el Battle Tank solo que con gráficos inferiores y limitada jugabilidad.
En fin, ya dejando de lado Tank Batallion, la gente de Namco, dijo “hagamos un juego para la Famicom basado en aquel juego maloso que hicimos en 1980” . Pero como no quisieron que el juego tuviese cargada la mala onda del anterior, le llamaron Battle City. El mismo contiene 35 niveles, todos diferentes. Una vez superados, lamentablemente, vuelve a comenzar desde el STAGE 1 y la unica sensación de gozo y sentirte un winner total es superar el record del programador y ver la pantalla de NEW HIGH-SCORE.

En algunas versiones hacks del juego (que existen , sobre todo en el mundillo del family-game) tendremos disparos turbos, otro tipo de bloques, niveles irreconocibles y en algunos otros hasta enemigos con los sprites cambiados. Los gráficos comparando el juego de Arcade, son geniales pero simples al mismo tiempo, tenemos diferentes tipos de superficies, como puede ser la maleza o pasto, el hielo, el acero, ladrillos y agua. El pasto nos oculta y es un arma de doble filo, porque si bien los enemigos no pueden vernos tampoco podremos ver los disparos por debajo de el.
El agua hubiese sido un lindo detalle para sumergirse y disparar sumergido, pero lamentablemente en el juego funciona a modo de limite y no podremos avanzar sobre ella. El hielo, nos permite andar más rápido sobre el. El ladrillo, componente de todos los niveles, puede ser destruido para avanzar sobre el nivel. El acero, es irrompible a menos que hayamos juntado muchas estrellas y sirve también para delimitar ciertos lugares. Ya que mencioné los items, tenemos 6 de ellos.

Las estrellas a medida que las vayamos tomando, tendremos disparos más rápidos, más fuertes y nuestro tanque se verá más grande. Es el item más importante del juego y cuando nos destruyan, deberemos comenzar a coleccionarlas nuevamente. El reloj detiene todos los enemigos en pantalla para destruirlos a gusto. La bomba destruye todos los enemigos en pantalla. El casco nos proporciona un escudo el cual impide que nos disparen, por un tiempo limitado.
La pala construye un cerco de acero en nuestra base para que sea impenetrable, también por un tiempo limitado.
Y el tanque nos dá una vida extra. La forma de que se nos proporcione items, es aniquilar o disparar un tanque que parpadee de rojo al color original. Cuando arrancamos el juego y ver el scrolling vertical de los titulos, podemos elegir, 1 jugador, 2 jugadores o el modo “construcción”, el cual nos permite hacer nuestras propias pantallas.

Una vez que elegimos la cantidad de jugadores, nos aparece una pantalla gris con el nombre del nivel y el juego no hace nada, está esperando que apretemos START para comenzar, pero, wait a minute, aquí me huele a truco, que tal si apretamos A o B en esta pantalla. Sep, podemos avanzar los niveles apretando cualquiera de los botones, permitiendonos ir hasta la pantalla del final sin ningún esfuerzo, lo cual es totalmente inutil; porque el juego no tiene un final recompensatorio. La pantalla contiene el nivel, la cantidad de tanques a destruir (siempre son 20), la bandera representa el nivel en el que nos encontramos y el tanque la cantidad vidas que tenemos.

Los tanques enemigos son 4. Tenemos el principal que vendria siendo el más flojo de todos, dispara lento y se mueve lento. Después tenemos los tanques rápidos, los cuales fueron programados para ir directo a la base. Luego tenemos la versión mejorada del primero, ya que dispara más rápido y por último el acorazado, el cual necesita de 4 disparos para morir dignamente. El sonido más que efectos y la tonada de comienzo de nivel (y la tonada del high score!) no existe, podemos escuchar el rugir de los tanques, los disparos, efectos de sonido cuando tomamos una vida, o las explosiones, pero más allá de eso no tenemos canciones de background ni nada parecido. De hecho los efectos de sonido, producen en mi cabeza flashes nostalgicos muy pero muy buenos.

Solo me queda agregar que es un gran juego para jugar con otra persona, muy divertido, con buenos gráficos, excelente jugabilidad y memorables efectos de sonido. A lo largo de la historia de los videogames la idea clásica del Battle City ha sido utilizada muchas veces inclusive en juegos más modernos, pero aún a pesar de que han pasado mucho más de 25 años desde su lanzamiento, sigue siendo un clásico de clásicos.

Binary Land – バイナリィランド – 1985

Publicado en

Con el San Valentín llegando a poco días, vuelvo en efecto al BLOG ya que nuevamente me encuentro en mi hogar dispuesto a enfrentar este 2012. Salvo por algunos juegos de SEGA GENESIS y algunos ARCADES no he jugado mucho en mis vacaciones, creo que me lo he guardado todo para el 2012 y el crudo invierno que estamos esperando aquí en el sur del mundo.

Binary Land es un juego con una trama sencilla, su release original fue en MSX (esa misteriosa consola/computer) en 1984 y fue porteado para Famicom en 1985.  En el juego controlamos a dos pinguinos que están enamorados: Gurin y Malon, los cuales deben sortear un laberinto plagado de telarañas y otras alimañas para reencontrarse en la parte superior del nivel.  Desde un punto de vista génerico podemos pensar que el juego es mucho más que sencillo, pero la gente de HUDSON le agregó una vuelta de tuerca: controlamos los dos pinguinos al mismo tiempo.

Este juego marcó la infancia de muchos chicos en Argentina debido a que el mismo venía siempre en cartuchos de 10-en-1, 4-en-1 y al mismo tiempo fue repudiado por muchos por la misma razón. La cuestión es simple, siempre era un golazo encontrar un Contra o un Double Dragon, pero un Binary Land?.

Tenemos 3 tipos de enemigos: Las arañas, los pájaros y el fuego. Para ello, tanto Gurin como Malon tienen un spray para alejar los bichos. Si durante el desarrollo del laberinto Gurin y Malon se cruzan mucho, es posible crear un tercer pinguino (un pequeño pinguino bebé) el cual caminará errante por el laberinto y morirá fácilmente si se encuentra con algún enemigo. La mayoría de los items que vamos a encontrar solo nos darán puntaje, salvo por la carta ballena la cual nos dá invencibilidad y mayor velocidad. Si uno de los pinguinos queda atrapado en una red, el otro deberá ir a sacarlo utilizando el spray.

El juego va rotando en un constante loop de 16 niveles, en total existen 99 niveles. Para decepción de muchos, no existe un final, luego de terminar el último nivel seremos re-dirigidos al primer nivel para comenzar de nuevo. Lo bueno es que el high-score no se resetea y podemos seguir acumulando puntos si somos lo necesariamente masoquistas para ello. Si bien podemos organizar un par de competencias para ver quién se cansa primero, una vez que aprendemos a pasar los primeros 16 niveles no tendremos dificultad en terminar los restantes ya que en definitiva es una repetición de los mismos con algunos elementos agregados, como items o las posiciones de los enemigos.

En definitiva, el juego desborda romanticismo y amor por todas partes, un juego realmente empalagante para regalar a la novia o al novio (si ese fuere tu caso) para dinamitar con 99 niveles su paciencia y demostrar sinceramente todo tu amor.

 

 

City Connection – 1985 – Jaleco

Publicado en

En los días de la furia del Family Game, muchos títulos son recordados, muchos de ellos débido a su complejidad, gráficos, sonido, etc. Algunos, porque eran ports de Arcade y otros porque eran inmensamente injugables. No sé en que categoría incluir a City Connection. Era un juego que siempre me gustó, por razones que no puedo entender. No sé si será por el formato simple del mismo o porqué ninguno de mis compañeros de escuela primaria podía pasar el primer nivel y yo podía pasar hasta el nivel cinco sin perder una vida.

City Connection es un juego simple, controlamos a un auto que no puede detenerse y nuestro próposito es marcar todas las rutas (las plataformas) que se encuentran en cada nivel. Los enemigos de los niveles son autos de policia, ambulancias, camionetas y los molestos gatos que apareceran cuando estemos por completar una línea completa. El choque con estos nos hará perder una vida.

Para controlar el vehiculo podemos movernos en ambas direcciones, tenemos un salto regular (salta en el mismo lugar) o el super-salto (como prefiero llamarlo) el cual lo hacemos apretando ligeramente hacía arriba y el botón A. Con el botón B arrojamos “unos cuadraditos” que asemejan ser…mmm, no estoy muy seguro, pero con eso podremos derribar los otros vehiculos, pero no los gatos. De acuerdo al arte del juego y el manual, los tachos son latas de aceite, pero bueno, imaginación muchachos, imaginación!.

Dentro de esta premisa violenta donde arrollaremos gatos y destruiremos autos de policia, el objetivo es visitar distintas ciudades, como Londres, New York, Paris, etc. Una vez que terminemos todos los niveles, disfrutaremos de una corta imágen donde muestra al personaje contemplando el atardecer.

Los gráficos son los típicos de la primera camada de juegos de Famicom, el sonido es bastante pegadizo, pero luego de un rato se hace un poco repetitivo. Curiosamente, en el Stage 4 la canción cambia a otra, pero luego vuelve a ser la misma. Cosas extrañas de los juegos de Famicom.

Si les interesa un juego de plataformas diferentes o si creen que pueden batir mi record de terminar el juego sin perder una vida, los desafio. Manden video.